Categorías
Electrónica Básica

Industria de Semiconductores

Los semiconductores son materiales que se pueden comportar como conductores o como aislantes en función de las condiciones del entorno. Son elementos muy relevantes puesto que son la base para la aparición y el desarrollo de la electrónica moderna (el transistor) y para la fabricación de circuitos integrados. De ahí se desprende la importancia de la industria de semiconductores.

Aplicaciones de la Industria de los Semiconductores

En la actualidad, la electrónica se emplea para resolver problemas y satisfacer necesidades humanas de toda índole: entretenimiento, comunicaciones, medicina, transporte, energía… Y así podríamos seguir indefinidamente. Prácticamente no hay ningún sector que pueda desarrollarse sin hacer un uso intensivo de algún tipo de aplicación electrónica y, por tanto, de los semiconductores.

La industria de los semiconductores, como concepto, hace referencia a todo el ecosistema relacionado con el material en sí y con la electrónica. Es decir, engloba desde el suministro del material semiconductor, hasta el diseño de circuitos integrados electrónicos a más alto nivel, pasando por las fundiciones de semiconductores y la fabricación en masa entre otras actividades.

Principales Empresas de la Industria de los Semiconductores

La industria de los semiconductores es enorme. De esta forma las principales compañías del sector son multinacionales con miles de empleados y facturaciones millonarias.

Por otra parte, es un sector tecnológico en continua evolución. Por ello se pueden producir vaivenes en la lista de las empresas con mayor capitalización bursátil.

En el momento de escribir estás líneas las empresas de semiconductores más grandes serían: TSMC, ASML, Intel, Nvidia, Qualcomm, Texas Instruments, Broadcom, AMD, Micron Technology y Applied Materials.

El siguiente enlace explica la operativa principal de dichas empresas:
Enciclopedia de Empresas de Semiconductores

Cómo Invertir en el Sector

La opción más simple y evidente consiste en invertir en acciones de empresas cotizadas del sector. La ventaja de este método es que pueden existir empresas, inicialmente poco conocidas, que acaben teniendo crecimientos exponenciales. La desventaja es que encontrar ese tipo de unicornios es muy complicado. Y a más riesgo más posibilidades de perder dinero.

Otra forma menos emocionante, pero también menos arriesgada, consiste en invertir en productos financieros que repliquen índices que sigan al sector. Por ejemplo, el índice MVSMCTR sigue a las principales empresas de semiconductores no permitiendo que ninguna de ellas represente más de un 10% del índice. En otras palabras, el índice representa el (de)crecimiento del sector en su conjunto de forma global. De esta forma la inversión tiene menos exposición a las potenciales fuertes caídas de empresas particulares. En este enlace se muestran varios ETFs (fondos de inversión cotizados) que replican éste u otros índices del sector de los semiconductores.

Renuncia de Responsabilidad

Es importante recalcar que el autor no incentiva ni desincentiva ningún tipo de inversión. Cualquier operación monetaria realizada será responsabilidad única y exclusiva del lector.